El Kambo es la secreción de una rana, Phyollomedusa bicolor. Después de procurar las pequeñas heridas superficiales en los brazos o las piernas de la persona a tratar, se aplica la secreción de la rana para que entre en círculo. La secreción de  la rana Kambo contiene sustancias péptidas tales como dermorfina y deltorfina que tienen propiedades analgésicas y que potencian el sistema inmune, causando la destrucción de microorganismos patógenos a través de la producción de anticuerpos como reacción al veneno. A través del efecto purgante también ocurre un proceso de desintoxicación del hígado, generalmente a través de la expulsión de la bilis amarga a través del vómito y el intestino, a través de la evacuación. Los efectos duran unos quince minutos, y después de una media hora del final del tratamiento la persona está lista para volver a sus actividades normales.
La aplicación de Kambo presenta grandes ventajas en el tratamiento de las personas con un sistema inmunológico bajo, el dolor y la inflamación en, la fatiga, la tendinitis, la migraña, asma, alergias, úlceras, diabetes, estreñimiento, presión arterial alta y en general de la circulación arterial, el colesterol alto, cirrosis, el estrés, irregularidades menstruales, disminución de la libido, la depresión, la ansiedad y la adicción a las drogas y trastornos de pánico.
El Kambo no es recomendable para las personas que tienen o han tenido problemas cardiovasculares, las personas que sufren de presión arterial alta (hipertensión o hipotensión) y que toman medicamentos para esta enfermedad, las personas que sufren de enfermedades respiratorias graves, las mujeres que están embarazadas o en la lactancia materna.