Preparación física

Para participar a una ceremonia de ayahuasca es útil comenzar a prepararse mental y físicamente antes de la experiencia. Se tiene que seguir una dieta durante al menos 3 días antes de la sesión y mantenerlo por lo menos 3 días después del final de la ceremonia.

La dieta consiste en no comer carne roja, alimentos picantes, evitar el consumo excesivo de azúcar y sal, evitar el consumo de leche y productos lácteos, no consumir alcohol, no consumir sustancias psicoactivas, detener o disminuir el consumo de tabaco y practicar la abstinencia sexual. En cuanto a las mujeres que se encuentran en período menstrual, se recomienda esperar al menos el tercer día desde el inicio del ciclo. Para las personas que habitualmente consumen sustancias psicotrópicas como el cannabis se recomienda detener su consumo al menos una semana antes de asistir a una ceremonia.

Preparación psicológica

Utilizamos la ayahuasca de una forma ritual, ligada a la tradición de nuestros ancestros, desde una perspectiva de tota abertura hacia toda persona, de cualquier origen, edad y creencia. Lo que exigimos a los participantes a un seminario es de llegar con la máxima seriedad y el compromiso hacia el proceso de cura que vienen a realizar. Es importante llegar con una actitud de respeto hacia la medicina, emprender este proceso con mucha humildad, confianza, abertura, siendo capaces de fluir, recibir y agradecer. Otro aspecto fundamental cuando se enfrenta un seminario de ayahuasca de recordar siempre que el proceso depende nosotros mismo de nuestro esfuerzo, la vida es un camino de aprendizaje que debemos enfrentar con consciencia, la ayahuasca y otro remedios nos ayudan a ver adentro de nosotros mismos y más allá hacia nuestro camino, pero no lo recorren por nosotros.