Las sesiones de ayahuasca van dirigidas a ser una experiencia de crecimiento personal y no deben ser consideradas un sustituto de la psicoterapia, más bien un trabajo complementario. El trabajo con ayahuasca puede implicar experiencias intensas acompañadas de liberaciones emocionales y físicas fuertes. No se recomienda para personas con problemas cardiovasculares, hipertensión grave, algunos diagnósticos de patologías psiquiátricas, fracturas o cirugías recientes, enfermedades infecciosas agudas, epilepsia o emergencias espirituales activas. No existen datos sobre la seguridad de la ayahuasca en mujeres embarazadas. Si tiene cualquier duda en cuanto a si debería participar en la sesión, resulta esencial que lo consulte con su médico o terapeuta, así como previamente con los organizadores de la sesión.

Las respuestas a las siguientes preguntas tienen el propósito de ayudar a los facilitadores y se mantendrán en estricta confidencialidad. Por favor conteste todas las preguntas tan ampliamente como sea posible.

Datos Personales

 

Ficha Médica

 

Carta de Motivación

 

control